Gestión de nuevos talentos

El Onboarding es un proceso cuyo principal potencial es la aceleración de la integración de un nuevo miembro a una organización, ayudándole a alcanzar un rendimiento máximo en un tiempo mínimo.

Ayudamos a

Que los empleados realicen con éxito su transición a la nueva etapa profesional.

Cuando un nuevo empleado se incorpora a un puesto, desconoce procedimientos, métodos, etc. Es por eso que un proceso de adaptación es de suma importancia para la consecución de objetivos.

Rentabilizar los esfuerzos de los nuevos integrantes de la organización.

El tiempo y energía destinado en la etapa de incorporación a un puesto de trabajo, se invierten de forma más eficiente a través de un proceso que maximiza los aspectos positivos de una nueva incorporación, y minimiza los negativos

Optimizar el tiempo de adaptación a los procedimientos de la empresa.

El tiempo destinado por el empleado para la adecuación a sus competencias se reduce drásticamente.

Que la experiencia por parte del nuevo empleado y empresa sea mucho más positiva.

La experiencia general resulta más satisfactoria. A nivel procedimental, la empresa rentabiliza la inversión y suma en implicación. Para el empleado supone una importante reducción de los aspectos más difíciles de una nueva incorporación.

¿Cómo lo hacemos?

Dando espacio e importancia a varios aspectos:

  • Conocimiento de la empresa.
  • Forma de actuación en el mercado.
  • Procedimientos asociados al puesto de trabajo y sus herramientas.
  • Preparación de toda la información referente relacionada con las funciones del nuevo integrante.
  • Monitorización del proceso.